LA NOCHE DE LOS AUSENTES.

             Es posible relativizar el dolor cuando la mano que lleva el puñal es la misma que sugiere un minuto de espacio y acaricia el tejido fino que cubre el corazón?

             Hoy el instante me sugiere dos ambientes diferentes que atraen como un imán el mismo concepto de indefensión hacia lo que más quieres…el mismo arraigo de sensación protectora…la misma baldosa de piedra en que circulan las emociones creadas…el universo creado donde la vida da muerte a los sentimientos…

             La ausencia es un estado relativo y visceral que produce el peor de los enigmas del ser humano…el enigma venenoso de saber dónde estás…Qué va a ser de ti….si estás tan ausente estando tan cerca…

             Saber que se puede ser tormenta de abril si no eres tú quién provoca el relámpago crucial…el golpe seco y rotundo de la nube…

             Echar de menos épocas que nunca hemos vivido…y que ahora el tiempo nos quiere brindar sin tiempo a  penas para reaccionar…para asumir éste arraigo de fronteras tan dolorosas.

Para ti…para nosotros, para los nexos cósmicos que nos quieran acompañar…para esas anémonas de agua marina que brillan en tus ojos confusos de casualidad…

               La caída de la noche…el estado energético visceral de la oscuridad,que me está quitando la vida y me sorprende muriendo en el escenario auténtico y real de un sueño…

Noche en que me encuentro ausente…presente…

               Lúgubre sonido ronco del silencio nocturno que toma prestada mi fragilidad para fumarla en la soledad de la noche…para prenderla en la sequedad de las gargantas cansadas…para aspirarla en el pulmón dañino de la conciencia…para terminar de sangrarla convirtiéndola en cenizas… Silencio…..silencio….. (………………….),silencio de vida…silencio de muerte…

                Y ya muerto….y tal vez en la más larga de las vidas, doy a tu espejo la bienvenida. Caminando solo sobre las hojas moradas que recubren el hilo de oro de tu lagrimal. Que me mata y me da alimento…y derrota en batalla a mi sed de tu lamento…

                 Un solsticio perdido. Hago trueque en el mercadillo de los sueños…. Escaleras de recuerdos por jardines de ausencias. Manantiales de flores mojadas en tu pecho…

                  Aullidos de soledad que hacen temblar los cimientos de mis oídos, que se llevan los restos mortales de la memoria…que limpian el aire de mentiras, y llenan los sueños de las más bellas realidades. Belleza que no puede aguantar su nombre si reposa en tus remiendos.

                  Tiempo que en los túneles oscuros encuentran su naturaleza, y se hace  eterno.

Tiempo que lucha contra los gigantes esperando que su paso traiga un estallido sin retorno.

Tiempo mínimo que me mata por tu ausencia…o por la mia…y duerme en camas de papel para no rozar el instante en que no estás.

                  Eterno retorno obligado, que espera dichoso en el jardín de los deseos ese aullido volcánico que desvele las conciencias.

Aquí. En este punto…obligado…la noche presta su oscuridad y la magia sus conexiones….

                   Vidrios tallados con flores azules, sueños interrumpidos por el dominio vacío de la realidad, olores de madrugada que anegan de frío el viento y revientan el cristal de las ventanas… Bosque perdido de palabras que tal vez terminen en saco roto…vendido al dueño de la verdad del fin de los días.

                  Como un poeta, llevo mi arma cargada de futuro y regalo mi desgraciado presente que tan pocas cosas aporta. Algunas velas que brillan entre las sombras…estrellas iluminadas en trajes oscuros del cielo de los muertos….

                 Tengo las manos vacías…no tengo nada mío…tan solo unas alas que me permiten volar y que ahora que lo necesitas las has tomado prestadas…

Duermo entonces vacío sobre el manto del viento libre, violento, seguro…

                 Camina despierta alma mía y recoge los sueños que a tu paso transitan sin darte cuenta…para derrumbar de golpe mis envestidas de valentía que disfrazan la inseguridad.

                  Sentimiento de miserable me gustaría ser….desaparecer y volver…y ser buena persona, desconociendo los ojos de las hienas y haciendo eterno y lejano el horizonte.

                 Quisiera ser artículo de promesas, ideas claras…

                 Será posible estar ausente estando tan presente? será posible…será…

Un comentario sobre “LA NOCHE DE LOS AUSENTES.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s