Es ésta la forma.

Resuelve.

Éste estado de estupidez alógeno y fluvial.

Éste no querer armar las espaldas de valor.

Éste viaje que se hace tan largo sin ti.

Éste dolor tirano.

Éste amargor que anega mis días de oscuridad.

 

Envuelve.

Tu cara entre las sábanas de mis abrazos.

Tu cariño junto al mío.

Tus desidias cerca de mis desencantos.

Tus miedos ordenados junto al cajón de mis vehemencias.

 

Revuelve.

Todo

Sin medida.

Hasta que los árboles vuelen en los nidos

y los pájaros florezcan en mi garganta.

Tu pelo que se pierde entre el cepillo y mis dedos.

Mi cama, mi espuma, mi entraña.

Ésta maldita tela de araña.

Éste sentimiento de culpa o sobredosis de uno mismo.

Que me sobra todo y me faltas tanto…

 

Vuelve.

Con las tiritas apretadas.

Con los vientos y el calor que da el aire fresco.

Con tu mirada bonita y el mes de mayo afilado.

Con el espejismo en tus ojos y esa brisa que tanto me gusta

cuando me miras.

 

Si alguna vez huí de mi vida contigo…

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s