Pasa el tiempo.

Pasa el tiempo

y todo se normaliza,

como si fuera normal

dejar de estremecerse al verte.

Pasa el tiempo

y ya nada es lo mismo,

como si fuera normal

dejar de recordarte.

Pasa el tiempo,

tu cara

tu pelo

tu risa.

Tú.

Pasa el tiempo

y arraiga esta terrible

sensación de no recordar

tu voz.

Es el sueño,

ese indomable marco

en el que libre

te siento.

Pasa el tiempo,

el dueño,

el implacable,

el audaz.

El intocable.

No quiero.

No quiero

dejar de escucharte.

No quiero

enterrar el escombro

bajo la alfombra del olvido.

No quiero.

Quitar el polvo

a la nostalgia.

No quiero

dejar de escuchar

la brisa de tu espalda.

No quiero

olvidar tu cara en

este intento de ganar

la batalla a la culpa

y el desamparo.

Vuela alto.

Tan alto donde

la gente sea un punto imperfecto.

Vuela alto.

Donde te dejen

tus alas batir.

Vuela.

Donde el recuerdo huela

a rosa

a abrazo compartido,

a sudor entre las sábanas.

Vuela.

No mires atrás.

Solo así sabremos,

como se le gana la partida

a los miedos.

11 comentarios sobre “Pasa el tiempo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s