Ojeras y legañas.

A veces,

la mayoría, para ser sincero,

tengo sueños contigo

tirando la puerta y apareces.

 

A veces,

las menos, tengo contigo realidades

y me acuesto acariciando

el lado inerte de la cama.

 

A veces,

la mayoría,

pongo mis dedos en tu boca

y con el alma ciega te digo:

“Déjame perderme en tus pupilas”.

 

A veces,

las menos,

me quedo embobado

cuando te ríes de mis tonterías.

 

A veces,

la mayoría,

me imagino bailando sobre

la punta de mis dedos en tu ombligo.

 

A veces,

la mayoría,

imagino que callados,

dejamos que hablen nuestras miradas.

 

Pero mi amor,

debes saber que

a veces,

la mayoría,

me levanto con ojeras

y tus ojos

a veces,

están llenos de legañas.

5 comentarios sobre “Ojeras y legañas.

  1. ~…pues…, aveces, es más común, y resaltar que aún así se tienen ganas de contemplar es lo exquisito, la sensación que deja acariciar el lado vacío de la cama, y sentirlo lleno al recordar presencia. O saber volverá y encontrar…~

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s