No me hagas daño.

No me hagas daño.
Hazme el amor, la guerra, el sexo o el infinito en tus labios. 
Pero no me hagas daño.
No me hagas daño,
se sincera, dime lo que necesites, o solo medias verdades. 
O no me digas nada y cerremos los labios para siempre. 
Pero no me hagas daño.
No me hagas daño.
Que el amor que te imploro sale a borbotones,
y el silencio de tus manos corta el filo del cuchillo.
No me hagas daño,
que yo solo me clavo puñales en la espalda, 
mastico clavos en las madrugadas, 
y leo versos que me atrapan.
No me hagas daño,
que el frío atraviesa ya mi espalda,
y esperan raudas las arrugas de mis sábanas,
a que seas pelo de mi baño.
No me hagas daño,
que ya me duelo cada noche, y cada día que no paso a tu lado. 
Que el enigma de tus labios me tiene en vilo de acorde, 
me tiene en ritmo de arpegio de noche.
No me hagas daño.
Y si lo haces, hazlo,
pero despacio,
hasta matarme.

Madrid 2018.
El amor es algo bello
que estropeas sin darte cuenta.
Te di mi vida entera,
mis besos
y ahora te alejas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s