Culpa

Aprendí, que ya no es mi culpa.
A desvelarse uno aprende,
solamente dejando escapar los sueños.
Aprendí a tirarme al suelo para escuchar el mar bajo mis pies.
Aprendí que la vida es muy corta para perderse en playas desiertas.
Para morir en estaciones de paso.
Para matar amores a golpes de invierno.
Aprendí a perder el norte
y buscar el sur en la arena fina de tus piernas.
Me intoxiqué con vapores nocturnos que nunca quisieron vivir en mis pulmones.
Me dejé llevar por las músicas y sus ritmos.
Y tú bien sabes que a mi, no me gusta bailar.
Aprendí a desordenar la cama 6 días a la semana
y el séptimo,
a resucitar contigo entre las sábanas.
Aprendí a enredarme entre tus pelos
y dejarme querer justo ahora,
cuando menos me quiero.
Sostuve un corazón entre las manos,
y ahora,
rompo jarrones a golpes de silencio.
Ahora que la vida nos golpea sin medida,
ahora que sonríes cuando yo despejo mis dudas.
Ahora que el tiempo se nos va ya entre caricias.
Ahora que el amor es un artículo rebajado.
Ahora, que me alejo de las redes
que tantos muertos dejan a diario.
Tantos esclavos de la postura y la felicidad enlatada.
Ahora,
me alejo tanto,
para estar cerca de mi
y no hacerte daño.

Y cuando vuelva a rugir la vida

Y cuando el miedo se quede sin guaridas

Agárrate a mis huesos

Que siguen en pie

Luchando por ti

Sígueme en Instagram y Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s