Cuaren vena.

Los recuerdos barnizan los vértices gastados de la nostalgia. La realidad y los sueños comen del mismo plato y tras el postre, ya nada será igual. Dicen, que este tiempo nos enseña a no juzgar las acciones de otros. Dicen, que ya no es necesario abrir algunas ventanas para respirar el aire de la calle. … Sigue leyendo Cuaren vena.

Ahora que duermen las bestias.

Que bien te sienta ser tú. Qué bien te sienta llorar cuando nadie se lo espera. Qué bien te sienta cuando recorres cada arruga de tus labios con mis manos tan frías. Qué bien te sienta abrir las ventanas y dejar entrar el aire fresco, ahora que duermen las bestias. Qué bien te sienta regar … Sigue leyendo Ahora que duermen las bestias.

Entre lo único y lo importante.

Hay algo en el ambiente que extorsiona.  Hay vidas que arrastran serpientes y sacian su sed de saliva en los rincones.  Hay personas. Personas que comen desiertos, y de aquellos espacios esta mugre que cubre el vacío de tus manos. Hay tiempo para el cambio y espacio para el tiempo. Hay sudores que matan y … Sigue leyendo Entre lo único y lo importante.

Atajos de cielo y sangre

Amanece, y en el rocío flotan las ruinas del pasado. Aguantamos borrachos de inviernos estériles de amor y asesinos a sueldo del buen querer. La vida sostiene su transparencia en los andamios de su obra, e inicia la reforma tallando historias de amor en adoquines sin color ni memoria. Piensas que caminar en línea recta … Sigue leyendo Atajos de cielo y sangre

De mar y salitre.

Dicen que te vieron llegar a mi ciudad. Y preguntar por la avenida de los locos. Te vi venir en un coche sin frenos, sin espejos y sin poder mirar atrás. Abrí la tapa de los besos y después la del corazón. Aparcaste en el parking de mis entrañas y cogiste el ticket de mi … Sigue leyendo De mar y salitre.

El sentido de la belleza.

El último de la fila. El final de ese libro cuyas páginas devoras para caer en las garras del siguiente. La última de tus prioridades. El café que nunca compartiremos. La borrachera que nos quedará pendiente, el beso que ya nunca nos daremos, el sexo que nos queda en las calles y en los bancos. … Sigue leyendo El sentido de la belleza.

Los valientes incendian las mareas

Ser el plato principal y el postre. La ficha invisible del tablero y el billete que compra toda las casas. Ser la sábana que abriga tu cuerpo y lo acaricia y lo desarropa sin darse cuenta. Ser el aguafiestas que suelta el líquido por tu ombligo mientras te estremeces con los ojos cerrados y el … Sigue leyendo Los valientes incendian las mareas

El dichoso oportunismo de un camión de basura.

El oportunismo de un camión de basura, es parar en esa calle estrecha para anudar nuestras manos, y regalar una exclamación a nuestras miradas. Es parar en el semáforo, beberse los colores a tragos largos, apagar el interruptor de la luna y cerrar la llave que ilumine la madrugada. Es sentirse vivo cuando el vacío … Sigue leyendo El dichoso oportunismo de un camión de basura.

El río que arrastra las mareas.

La vida pasar, como el río que arrastra las mareas, como el humo blanco que seca las aceras, y a la amapola impide brotar. Un corazón seco de alma, bajo el telón de fondo en blanco y negro, añora un tiempo de paja, miel y enebro, y nunca sabrá del pan y la calma. Cabizbaja … Sigue leyendo El río que arrastra las mareas.

El perdón de los filos

Hay una cicatrizinmersa en la piel dormida,deshabitada de piel.Cicatriz que sostiene la letanía del tiempo,diluyéndose en aromas de flor de olvido. Cicatriz que sustenta un hilo invisibleen lugares desiertos de arena, poesía y verbena.Que atraviesa el letargo de su piel comprimida,exhausta por la aguja que invade sus carnes. Cicatriz que no cierra,y mantiene atentos los … Sigue leyendo El perdón de los filos

A la deriva

La infancia es esa raíz débil que espera su turno en el precipicio.La vejez, es un reloj parado en la pared corroída por el sol.La suerte es esa aguja que cose inviernos en tu espalda,desdeñando errores del pasado.La muerte se acerca entre la sangre, el sudory el polvo de barrer las esquinas del olvido. Llegas. … Sigue leyendo A la deriva

El disparo de la mariposa.

Humo.Aire que consume mi sed.Grita.Corre libreviolando tanto espacio bajo tus pies.Sueña, cada noche tal vez si puedes dormirmasticando el humo.Humo.El humo de las paredes que se derrumban.El humo que convierte en barro mis cenizas.Humo que acoge en vela tus pupilas,que empuña  el arma del homicida.Acoge el estertor de dicho sueñoy dale de mamar sin mas … Sigue leyendo El disparo de la mariposa.

Al abrigo del desconcierto.

Aquí estoy.Mezcla de algunos besos, versos y muchos traumas.Entrelazando las ganas con las redes que soportan los miedos.Aquí estoy.Susurrando al oído de los acantiladosque nunca debió suceder,que ya de nada sirve el lamento entre las lágrimas de sal.Es éste un mensaje positivo que mató a la desolación.Un mensaje de ánimo,desterrando el desdén que un día … Sigue leyendo Al abrigo del desconcierto.

Mudando al olvido

Hay un recuerdoen el acero del lavabo,hay un destello de miradasen cada estación, en cada puerta. Hay un olvidoen cada banco frío del parque, y un nuevo nidoen cada copa de un árbol que nace.Hay vidaen esas manos llenas de heridas y tiempo,tormentas, brisas de invierno,empleos que matan las horas,parejas que se echan de menos … Sigue leyendo Mudando al olvido

Un día al año.

Dicen, que el dolor se hizo tregua,y el manjar de las flores anegó su corazón. Dicen que ya no verá el mar en sus ojos, y que algunas cicatrices sanarán a los pies de las montañas.Que las bestias menguarán a su paso y algunos miedos no cumplirán años. Que el desierto de su melancolíaserá un … Sigue leyendo Un día al año.

El vino y las uvas.

Nos despedimoscomo vivimos, sin hablar.Anidar en el tiempoes cargar el arma que apoya su balacontra mi nuca.Hoy ya pasaron los años,los trastornos de personalidad,el enojo del arraigo en el pecho,el atisbo de la naturaleza muerta.De aquellas brasasapenas quedan las ascuas,el suspiro eterno en el reloj,el ambiente cargado de versos.Nunca iremos a venus en un barco,ni … Sigue leyendo El vino y las uvas.

El adiós definitivo.

La motivación de un perro ladrando a una puerta,el sueño de una luz de verano en una librería.Dicen que no supiste arrancar el alma,y que duele el tiempocomo un puñal en el filo.Veo carga en la miraday tormenta en el amargor de tu silencio.El insomne recuerdo del miedo en la garganta.Dicen que el relámpago paraliza … Sigue leyendo El adiós definitivo.

El lugar equivocado.

Descubrí que la escarcha empañando la hierba, es el roce del viento en sus manos. El alud que serpentea en las montañas, la fuerza de una mirada que sostienen los párpados en lunes de fiesta. El vigía que de noche pone cuerpo a tierra, unos dedos que rozan el vientre equivocado, un arma apuntando al … Sigue leyendo El lugar equivocado.

Madera y grillos mudos.

Te abracé,y no sabía que seríala última vez.Te enseñé las grietas del corazón,las huellas del pasadosin saber que ya no quedaba tiempo para curar las heridas y cerrar algunas puertas.Cubrítu cuerpo con la mantasin sospechar siquiera que unos meses despuésnos perderíamos con el deshielo.Me despertastea besos y olores,y si lo hubiera sabido,no te hubiera dejado … Sigue leyendo Madera y grillos mudos.