El más absurdo de los incendios.

El trovador del frac te recita. Pincha aquí. Ahora, que hay espacios por llenar. Que si, que es hora de incendiar de fe los pliegues del corazón sin tener en cuenta otras cordilleras. Sentir el pulso entre tus dedos de un escalofrío que será pasto del recuerdo. Que si, que hoy no es tarde para … Sigue leyendo El más absurdo de los incendios.