La muchacha de los pendientes de plata.

Nunca tuvo pendientes por que su historia nunca lo permitió.  La mancha de su cara refleja los golpes que la vida le ha dado y el brillo de sus ojos reflejan la calma de su corazón derrotado de sueños. La vida le sorprendió con un rastrillo y una pala en la mano, cuidando los campos … Sigue leyendo La muchacha de los pendientes de plata.

Luna

Hay ciudades ocultas sin brillo entre mi luna y tu espalda. Hay sábanas de seda sin color, pisando el cielo de la noche que la cubre. El crédito de mi soledad tiene el interés muy variable, y ésta oscuridad trae consigo algo de frío y algún eco de madera mojada. La noche trae su luz … Sigue leyendo Luna

Amores indoloros

Presiento que este es uno de esos poemas sin terminar, de esos que nunca encuentran el punto suspensivo si no es en la orilla de tu cuello y el camino que nos lleva al punto de partida. Escribir es desnudarse a veces, y otras, robar el amor al aire dejando el sexo en manos de … Sigue leyendo Amores indoloros

A contrabeso

Me enamoré de sus miedos, por que hacerlo de su boca era generar conflicto entre sus labios y mis ganas. Y esa noche, me cogió a contrabeso. (Inspirado en el poema "Me enamoré", de Vicky Palm). Sígueme en Instagram @eltrovadordelfrac https://youtu.be/lh7M5EU9Jz8 ¿Qué voy a hacercon todos los abrazos que hice a medida para ti?¿Cuándo volverás … Sigue leyendo A contrabeso

Ruido

Ruido. Ruido es quedarme callado o gritar en tu ausencia. Ruido es no escuchar el terremoto a tu lado. Ruido es quedarme callado o encontrar en tus ojos las razones. Ruido es estallar de silencio a cada paso, en cada caída de ojos, en cada paso camino del motor. Ruido es salirse de la vía … Sigue leyendo Ruido

Amores divergentes.

Te mentiría si te dijera que no quería quedarme a dormir. Te mentiría si no te dijera que quería recoger mis táper de tristezas y que me dijeras: -“quédate, solo quiero que me abraces."- Te mentiría si te dijera que no quería hacer el amor contigo una vez más, para saber cómo es corrernos mirándonos … Sigue leyendo Amores divergentes.

No hace mucho, no muy lejos.

No hace mucho, no muy lejos. El hombre cambiaba la historia de la humanidad. Un hecho histórico que hacía del mundo algo desagradable y espantoso. Hombres que humillan hombres, hombres que utilizan los llantos de sus semejantes como leña para los hornos del terror. Hombres que caen en éste siglo dejando un vacío peligroso para … Sigue leyendo No hace mucho, no muy lejos.

El banco.

Hoy parece que hace algo de sol. Pero engaña. El frío se aferra a las mejillas y los dedos que sostienen el cigarrillo. El banco sigue sucio. Hace días que nadie lo limpia y hay algo raro en el ambiente. Uno cree que el día de hoy sostiene el cambio entre sus manos, pero a … Sigue leyendo El banco.

Solo quiero que me pase.

Hoy parece que va a llover, y como siempre, me he dejado el paraguas en casa. Da igual, seguramente terminará por no caer ni gota. Noto mi paso un poco extraño, un poco más rápido de lo normal, más seco y profundo, más nítido y directo. Pero sobretodo incontrolable. El cambio de hora ha afectado … Sigue leyendo Solo quiero que me pase.

Tu nombre abajo.

Ya no apareces. Tu nombre desaparece de la primera pantalla, y se pierde el mecanismo del clickeo automático. Arrastro hacia arriba esperando verte aparecer, y noto el peso de la distancia que a ratos, es más corta, que a ratos es un abrazo. Pero no consuela. Verte tan abajo ejerce una fuerza horrible en el … Sigue leyendo Tu nombre abajo.

Si te digo la verdad (texto para Cuarentena titiritera).

El trovador del frac te recita. Pincha aquí. Si te digo la verdad, te digo que encontré mi mejor versión, en la piel que se escama cada día. En el sonido del badajo al golpear, en el vino que nos separa y nos acerca, en el arrullo y el sentido de cuidarnos, en cada experiencia … Sigue leyendo Si te digo la verdad (texto para Cuarentena titiritera).

Si te digo la verdad

Si te digo la verdad, solo me sale mentirte. Decirte que no quiero un beso por sorpresa. Unos labios con el carmín destrozado. Una discusión complicada. La reconciliación. Tus ojos y sus silencios. Los míos que se pierden en los tuyos. Tu vida que compartes. La mía que nunca será tuya. La rabia . La … Sigue leyendo Si te digo la verdad

La soledad del gato.

El Trovador del Frac te recita. Pincha aquí Me duelen los abrazos que no te doy. Las cosas que no nos suceden y el tiempo que se escapa con la fuerza de los ríos. Me duelen los vientos que no soplan. Las miradas que se pierden en la opacidad de un pixel. La sonrisa tímida … Sigue leyendo La soledad del gato.

Cuaren vena.

Los recuerdos barnizan los vértices gastados de la nostalgia. La realidad y los sueños comen del mismo plato y tras el postre, ya nada será igual. Dicen, que este tiempo nos enseña a no juzgar las acciones de otros. Dicen, que ya no es necesario abrir algunas ventanas para respirar el aire de la calle. … Sigue leyendo Cuaren vena.

Entre lo único y lo importante.

Hay algo en el ambiente que extorsiona.  Hay vidas que arrastran serpientes y sacian su sed de saliva en los rincones.  Hay personas. Personas que comen desiertos, y de aquellos espacios esta mugre que cubre el vacío de tus manos. Hay tiempo para el cambio y espacio para el tiempo. Hay sudores que matan y … Sigue leyendo Entre lo único y lo importante.

Atajos de cielo y sangre

El Trovador del Frac te recita. Pincha aquí. Amanece, y en el rocío flotan las ruinas del pasado. Aguantamos borrachos de inviernos estériles de amor y asesinos a sueldo del buen querer. La vida sostiene su transparencia en los andamios de su obra, e inicia la reforma tallando historias de amor en adoquines sin color … Sigue leyendo Atajos de cielo y sangre

El sentido de la belleza.

El último de la fila. El final de ese libro cuyas páginas devoras para caer en las garras del siguiente. La última de tus prioridades. El café que nunca compartiremos. La borrachera que nos quedará pendiente, el beso que ya nunca nos daremos, el sexo que nos queda en las calles y en los bancos. … Sigue leyendo El sentido de la belleza.

Los valientes incendian las mareas

Ser el plato principal y el postre. La ficha invisible del tablero y el billete que compra toda las casas. Ser la sábana que abriga tu cuerpo y lo acaricia y lo desarropa sin darse cuenta. Ser el aguafiestas que suelta el líquido por tu ombligo mientras te estremeces con los ojos cerrados y el … Sigue leyendo Los valientes incendian las mareas

El río que arrastra las mareas.

La vida pasar, como el río que arrastra las mareas, como el humo blanco que seca las aceras, y a la amapola impide brotar. Un corazón seco de alma, bajo el telón de fondo en blanco y negro, añora un tiempo de paja, miel y enebro, y nunca sabrá del pan y la calma. Cabizbaja … Sigue leyendo El río que arrastra las mareas.

El perdón de los filos

Hay una cicatrizinmersa en la piel dormida,deshabitada de piel.Cicatriz que sostiene la letanía del tiempo,diluyéndose en aromas de flor de olvido. Cicatriz que sustenta un hilo invisibleen lugares desiertos de arena, poesía y verbena.Que atraviesa el letargo de su piel comprimida,exhausta por la aguja que invade sus carnes. Cicatriz que no cierra,y mantiene atentos los … Sigue leyendo El perdón de los filos