Minimalismo.

Voy a sacar de mi ruina los cuadros que me recuerdan a ti. Voy a vivir con menos, para poder moverme con libertad por los pasillos del pensamiento. Voy a latir con menos fuerza, escogiendo solo los latidos que me hagan llegar hasta tu alma. Voy a deshacerme de toda mi ropa, por que desnudo … Sigue leyendo Minimalismo.

Para entenderlo.

Como palabras que se dicen por la noche, bajo las sábanas y una luna de testigo. Como palabras, aparecen los puñales que se clavan en la espalda por la mañana, y te impiden correr y apreciar el mayor de los silencios. Como el negocio que no cuadra nunca sus números. No hay cuenta de resultados … Sigue leyendo Para entenderlo.

El encuentro.

-Hola, bienvenido. -Buenas tardes, y gracias por invitarme a tu encuentro. -No, por dios, aún sigo buscando el hilo en la leyenda, la manta que me abrigue del frío y la máscara que cubra mi desgana. -Vaya. ¿Sabes? Sabía, no sé cómo ni por qué, qué dirías algo así. Pero tranquila, todavía la lujuria lingüística … Sigue leyendo El encuentro.

Cambiar de satélite.

Poner el corazón donde otros ponen la otra mejilla. Cambiar de satélite cuando no haya nada más que ver en este planeta. Tomar café solo si va acompañado de tus mañanas muerta de sueño. Ser el volcán que hierve en tus ojos, cuando no ves nada claro. Escribir tu foto en los portales dejando correr … Sigue leyendo Cambiar de satélite.

La muchacha de los pendientes de plata.

Nunca tuvo pendientes por que su historia nunca lo permitió.  La mancha de su cara refleja los golpes que la vida le ha dado y el brillo de sus ojos reflejan la calma de su corazón derrotado de sueños. La vida le sorprendió con un rastrillo y una pala en la mano, cuidando los campos … Sigue leyendo La muchacha de los pendientes de plata.

Luna

Hay ciudades ocultas sin brillo entre mi luna y tu espalda. Hay sábanas de seda sin color, pisando el cielo de la noche que la cubre. El crédito de mi soledad tiene el interés muy variable, y ésta oscuridad trae consigo algo de frío y algún eco de madera mojada. La noche trae su luz … Sigue leyendo Luna

Amores indoloros

Presiento que este es uno de esos poemas sin terminar, de esos que nunca encuentran el punto suspensivo si no es en la orilla de tu cuello y el camino que nos lleva al punto de partida. Escribir es desnudarse a veces, y otras, robar el amor al aire dejando el sexo en manos de … Sigue leyendo Amores indoloros

Cercanía.

Cerca, es despertarme agarrado a ti, con 10,000 km de sal entre nosotros. Lejos es abrir las ventanas y notar el olor de tus sabanas entre mis dedos. Cerca es saber que contigo arreglo el mundo a besos, y llego tarde a todas mis citas con el viento y las palabras. Cerca es sentirme dentro … Sigue leyendo Cercanía.

El día de mi entierro.

Llegas tarde. Y la impresión de que la vida te lleva algunos días de ventaja. Intentas parar el reloj con el abrazo de la nostalgia en el pozo de tu garganta. De nuevo estás aquí. Otra fiesta a la que llegaste sin invitación ni antelación. Te pierdes. Como el pescador que rescata ballenas en el … Sigue leyendo El día de mi entierro.

De versos y danza.

Al aire puro, tus alas le deben su batir. Al agua del río, los peces le deben sus escamas de Libertad. A la tierra mojada le deben las rosas sus raíces. Al rocío de la noche, el frío le debe su naturalidad. Al relámpago de la tormenta, el miedo le debe su liderazgo. Al brillo … Sigue leyendo De versos y danza.