Equilibrio

Equilibrio es pasear de puntillas
por la cuerda floja.
Y ser la cuerda.
Y ser el viento.
Desear estar solo,
respirando almas de insecto aburrido.
Y ser el insecto.
Y ser el viento.
Armonizar el silencio
con los murmullos de los besos.
Y ser el silencio.
Y ser los labios.
Escribir despacio,
lento.
Y ser el espacio.
Y ser el miedo.
Ser el amanecer rojo en la ventana.
Y ser el frío.
Y ser el llanto.
Equilibrio es caerse mil veces.
Y ser el intento,
y la sangre o el hilo de la brecha.
Equilibrio es desear que no recojas
tus cosas.
Y querer abrazarte sin miedo.
Y dejarte marchar en silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s