QUIÉN SOY YO.

-…Espera…para un momento…

-¿Quien eres…con esa luz que desprendes???? ¿Y por qué me veo tan reflejado en el cristal de tu cielo abierto???

-………No preguntes….solo escucha. Soy tu otro yo. O tu otro tú…según se mire. Vengo a mostrarte la parte que no ves de ti.  Ese lado oscuro y natural que nace de tu entraña…y que extraña vivir en tu rincón.

-……..Pero yo no te conozco…¿quién te manda?…

-Tú mismo me has llamado…vi las señales en el arpa de mi paraíso…rozando las cuerdas en una agradable melodía. Por cierto, somos viejos conocidos del campo de batalla. Compartimos bayoneta y fusil,sangre y arena. Muertos y vivos, victorias y leyendas…

-No recuerdo haberte llamado, pero ya que estás aquí di lo que tengas que decir y márchate por donde has venido. Tengo el caldero en el fuego y se me pueden quemar mis creencias…

-Bien…no temas…sabré poner palabras a tus pensamientos…que son los míos…y los tuyos.

-Me aturdes….

-A eso vengo precisamente…a destapar el tarro de tus silencios…

-Haz lo que debas y márchate…

-Ella…

-Ella. Que pasa con ella…Partió. Se fue…y se quedó dormida en la hierba mojada…

-Yo…yo necesito olvidarla. Salir de ella…echar tierra sobre mi ataúd y regresar… No quiero más cercanía dañina, más abrazos partidos, más besos sin rozar los labios…Es de vital importancia sentir su lejanía, el propio aire que respira, el estigma de la intuición que ahora creo perdido.

No tengo nada mío, pero si me roba las alas ya nunca podré volar, sentir el aire limpio sobre el manto del viento. Libre,violento y seguro… Alma mía que camina despierta y recoge los sueños que a su paso transitan sin darte cuenta…, despreciando los números que hacen tan fría la mirada…

Vengo a matar la efímera esperanza que refleja en los espejos los sistemas astronómicos en que la sueño. Vengo a mortificar el tiempo de estación de metro que se torna eterno, lujurioso en el océano de los segundos…

Me llamaste para cortar de un tajo la unión de la mirada, el placer del escalofrío, la corriente eléctrica que mueve el mundo… Vengo a vender mi vida, que sobrevuela aeropuertos atascados de gaviotas y ceniza. Vengo a partir tu espalda diseñada como escalera gigante, que hace enorme la necedad del marqués. Vengo a demostrarte que no existen las aceleraciones eléctricas de espasmos metódicos en el nerviosismo enjaulado. Vengo a mostrarte que son en vano los excesos en las venas de su cuello, que no puedo perderme más en los tejados de su vientre…

Hoy vengo decidido a enterrar su nombre y mi dolor en la memoria, pero la nostalgia por el abandono le gana la batalla a mi voluntad.

-…Para…para…no sigas. No te recuerdo. Aunque creo haber chocado contigo antes, en algún momento, pero hace tiempo…mucho tiempo…

– Y me hablas de ella como si la conocieras, como si estuvieras dentro de mi…

– Es que vivo dentro de ti…y no nos conocemos…

-Mientes!!!!! fuera de mis aposentos!!! Viniste a perturbarme y a ofenderme…

-Soy tú. Tu eres el que te perturbas. Pero dime. Cuentame…qué sientes por ella…

-Yo soy el verdadero!!! Tú eres solo el reflejo de mi tristeza…

-Quizas soy la luz. Abre los ojos y mira bien…

-Ella…ella soy yo…hoy, y mi muerte, mis lagrimas y mi pereza.

Por una palabra suya envuelvo en celofán todas las olas del mar. Por una palabra suya entierro en una maceta la inmensidad de una primavera. Por un beso suyo quemo toda mi ropa en los lavabos del infierno…

Por una palabra suya el silencio grita en éste espacio. Y llueven sirenas en la tierra de sus pechos… Por ella el dinero destroza la fortuna y el manantial de las palabras son hoy canción de cuna.

Por ella, la literatura se convierte en el mejor arma para un tipo cargado sin dinero.

Por ella el tiempo se pierde, sin perder de vista abril del calendario.

Por ella ya nunca podré morir joven.

Por ella mi dignidad se aferra a la pobreza, más lenta que el puro cansancio, más reservada que el propio silencio.

Por ella pensé que ella misma era demasiado premio para un hombre que apuesta poco por la vida. O tal vez demasiado.

Por ella me inquieta el misterio de los desiertos.

Por ella vivo, o mejor dicho, muero.

Solo quiero verla cada mañana. Entre mis dedos, y provocar sólo la distancia del respeto.

Pero bueno…tú, quien quiera que seas…ya deberías de saber todo ésto…ya que todo lo sabes.

-…Lo sé. Créeme que lo sé…

-Bueno…aquí tienes tu respuesta. Ya sabes lo que soy…ya sabes quien soy yo.

-…Y tú, querido amigo…TÚ SABES QUIÉN ERES????

-Gracias por todo…

-Muchacho, levanta la cabeza…ya no hay polvo en el camino…

-Hasta pronto….

-….Solo hasta que me precises…

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s