Para entenderlo.

Como palabras que se dicen por la noche, bajo las sábanas y una luna de testigo. Como palabras, aparecen los puñales que se clavan en la espalda por la mañana, y te impiden correr y apreciar el mayor de los silencios. Como el negocio que no cuadra nunca sus números. No hay cuenta de resultados … Sigue leyendo Para entenderlo.

Cambiar de satélite.

Poner el corazón donde otros ponen la otra mejilla. Cambiar de satélite cuando no haya nada más que ver en este planeta. Tomar café solo si va acompañado de tus mañanas muerta de sueño. Ser el volcán que hierve en tus ojos, cuando no ves nada claro. Escribir tu foto en los portales dejando correr … Sigue leyendo Cambiar de satélite.

Luna

Hay ciudades ocultas sin brillo entre mi luna y tu espalda. Hay sábanas de seda sin color, pisando el cielo de la noche que la cubre. El crédito de mi soledad tiene el interés muy variable, y ésta oscuridad trae consigo algo de frío y algún eco de madera mojada. La noche trae su luz … Sigue leyendo Luna

Amores indoloros

Presiento que este es uno de esos poemas sin terminar, de esos que nunca encuentran el punto suspensivo si no es en la orilla de tu cuello y el camino que nos lleva al punto de partida. Escribir es desnudarse a veces, y otras, robar el amor al aire dejando el sexo en manos de … Sigue leyendo Amores indoloros

Cercanía.

Cerca, es despertarme agarrado a ti, con 10,000 km de sal entre nosotros. Lejos es abrir las ventanas y notar el olor de tus sabanas entre mis dedos. Cerca es saber que contigo arreglo el mundo a besos, y llego tarde a todas mis citas con el viento y las palabras. Cerca es sentirme dentro … Sigue leyendo Cercanía.

A contrabeso

Me enamoré de sus miedos, por que hacerlo de su boca era generar conflicto entre sus labios y mis ganas. Y esa noche, me cogió a contrabeso. (Inspirado en el poema "Me enamoré", de Vicky Palm). Sígueme en Instagram @eltrovadordelfrac https://youtu.be/lh7M5EU9Jz8 ¿Qué voy a hacercon todos los abrazos que hice a medida para ti?¿Cuándo volverás … Sigue leyendo A contrabeso

Mar

Dicen que la música despacio acompaña una mañana rara sin sol. Hay muchas canciones que llevan tu nombre y no tengo espacio en mi disco duro emocional. De tanto hacer castillos de arena quedó el desierto sin alma, con los pozos de agua varados y las dunas atentando contra la vida. Escribo estas líneas pensando … Sigue leyendo Mar

A ratos, el amor valiente.

El trovador del frac te recita A ratos siento que vuelvo a empezar. Que hay algo cíclico en el motor del corazón. A ratos soy nocturnidad y a ratos me pierdo en mi alevosía. A ratos salto al vacío, por que no se saltar sobre tierra firme. A ratos soy la excusa del miedo para … Sigue leyendo A ratos, el amor valiente.

Solo quiero que me pase.

Hoy parece que va a llover, y como siempre, me he dejado el paraguas en casa. Da igual, seguramente terminará por no caer ni gota. Noto mi paso un poco extraño, un poco más rápido de lo normal, más seco y profundo, más nítido y directo. Pero sobretodo incontrolable. El cambio de hora ha afectado … Sigue leyendo Solo quiero que me pase.

Ambigüedad.

La ideología duerme en cubos de basura. Hay una historia en cada rincón que habito mientras te pienso. El mundo no necesita un ser humano para respirar, y nosotros buscamos su aire en cada aliento que nos damos. Vivo saltándome las normas de lo que un día nos vinieron a contar. Cómo debes vivir. Cómo … Sigue leyendo Ambigüedad.

Decir la verdad al viento.

No puedo decirte que estoy bien, si a cada paso que damos, mi corazón muere y resucita en un andamio. No puedo decirte que te voy a hacer feliz, por que cada uno decidió sostener su felicidad y no soy dueño ni de mi propia ansiedad. No puedo decirte que soy un hombre bueno, por … Sigue leyendo Decir la verdad al viento.

Cuarentena titiritera

Envía tus textos a cuarentenatitiritera@gmail.com y los miércoles a las 19, Sílvia Penide y Alicia Gómez Benito los leen, los comentamos, nos reímos, y nos emocionamos. Todo en el Instagram de cuarentena titiritera. Anímate y manda tus textos. No hay límite de espacio ni temática. Envía aquello que quieres que sea leído. Te esperamos! https://www.facebook.com/cuarentenatitiritera/

Éste corazón.

El trovador del frac te recita. Pincha aquí. Éste corazón, ya no funciona con latidos. Éste corazón funciona con vuelcos de madrugada, y una tortilla de patata en la nevera. Que ya no sabe lo que quiere y se permite la tristeza algunas veces y la vehemencia otras. Sabe reír. Sabe llorar. Sabe masticar las … Sigue leyendo Éste corazón.

Quiero quemar el aceite.

El trovador del frac te recita. Pincha aquí Quiero quemar el aceite, comer la comida fría, y dejar pasar el tiempo a la velocidad de una vena. Quiero quemar el aceite y dejar la cama sin hacer. Hacerme amigo de la noche y alejarme de las madrugadas sin ti. Quiero quemar el aceite. Ser pasto … Sigue leyendo Quiero quemar el aceite.

Ella dijo "ok"

No te quiero. Te amo como el principito le dijo a la rosa que la amaba. No te quiero. Te amo como los abuelos se aman en el lecho de muerte. Solo te quiero feliz, sonriente, solo te quiero siendo tu. Escupiéndome a la cara el manantial de tu boca, el agua que provocas. Solo … Sigue leyendo Ella dijo "ok"

De mar y salitre.

Dicen que te vieron llegar a mi ciudad. Y preguntar por la avenida de los locos. Te vi venir en un coche sin frenos, sin espejos y sin poder mirar atrás. Abrí la tapa de los besos y después la del corazón. Aparcaste en el parking de mis entrañas y cogiste el ticket de mi … Sigue leyendo De mar y salitre.

El dichoso oportunismo de un camión de basura.

El oportunismo de un camión de basura, es parar en esa calle estrecha para anudar nuestras manos, y regalar una exclamación a nuestras miradas. Es parar en el semáforo, beberse los colores a tragos largos, apagar el interruptor de la luna y cerrar la llave que ilumine la madrugada. Es sentirse vivo cuando el vacío … Sigue leyendo El dichoso oportunismo de un camión de basura.

Madera y grillos mudos.

Te abracé,y no sabía que seríala última vez.Te enseñé las grietas del corazón,las huellas del pasadosin saber que ya no quedaba tiempo para curar las heridas y cerrar algunas puertas.Cubrítu cuerpo con la mantasin sospechar siquiera que unos meses despuésnos perderíamos con el deshielo.Me despertastea besos y olores,y si lo hubiera sabido,no te hubiera dejado … Sigue leyendo Madera y grillos mudos.

Ladrón de reflejos

Un verano que se va, poco a poco dejando un rastro de humedad en las pupilas y un vacío con olor a soledad y estimulante.   Marchas, como el verano abandona las estaciones para respirar dejando a tu paso el veneno infecto que contamina el llanto de mi sangre.   Y pienso en el jarrón, … Sigue leyendo Ladrón de reflejos