Viento y madera

Hoy el poema

es de amor.

Con muerte, azúcar

y cebolla.

 

Amor de viento y madera.

 

Qué difícil es sentir

así en la distancia.

En la orilla de las aguas

donde la sal endulza mis mareas.

 

Amor de frío,

hojas marrones

versos de sudor

y sábana bajera.

 

Amor de café y tostada,

de aliento entrecortado

y madrugada

sin luz ni luna.

 

Amor por desamor

y despedida.

Amor por pérdida y

matiz en la comida.

 

Amor por desgarrarte

el alma,

separarte la piel a tiras,

beber el último trago

de tus venas.

 

Amor de mil amores,

por prestar tu verde

de retina al mar

mediterráneo.

 

Amor de verdad,

bocas cerradas,

manos ajadas y arrugas

duras por la edad.

 

Amor que duele

de noche

y no quiere despertar

por la mañana.

 

Amor con todas las letras,

y los años a medias por vivir.

Amor de trastero desordenado

y ácidos en el estómago.

 

Amor para siempre,

desde nunca.

A punto de estallar,

en el esparto del olvido.

 

 

7 comentarios sobre “Viento y madera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s